3 consejos para un networking eficaz

Negocio

3 consejos para un networking eficaz

Ante todo, compostura: Quienes hayan visto la película de Cenicienta recordarán una escena en la que la madrastra, ante la presencia inminente del príncipe, les recuerdas a sus hijas “ante todo, compostura” con un soniquete que desde ese momento llevo grabado. Puede parecer una tontería pero es muy importante la imagen que proyectamos y eso incluye muchas cosas. Además de la actitud adecuada, aunque el ambiente sea distendido,  ahí estamos para lo que estamos y no para hacer amigos; pero la actitud también incluye nuestros gestos, nuestra mirada, nuestra sonrisa. Tenemos que transmitir optimismo y triunfo desde el primer minuto que entremos por la puerta. Nadie quiere acercarse a hablar con alguien con cara de malas pulgas. Nuestra ropa también debe ser la adecuada. Al evento vamos a trabajar, no hace falta ir demasiado formales pero tampoco se nos deben olvidar los tacones o una buena camisa planchada escrupulosamente. Está muy bien el rollo hipster pero nadie invertirá miles de euros en tu empresa con ese gorro de lana con renos que compraste de segunda mano en un mercadillo en Berlín. También debemos controlarnos con la comida y la bebida, no queremos acabar cantando Asturias patria querida ni tampoco arrasar la mesa de los canapés calientes como si acabaramos de volver de la guerra, además que con la boca llena o aliento a alcohol o pero, las dos cosas a la vez, tampoco es manera de buscar inversores.

Tiempo de estancia: No te quedes en el evento en cuestión ni demasiado tiempo ni demasiado poco. Si te quedas hasta que la última persona se ha ido parecerá que, además de que no tienes nada mejor que hacer, estás desesperado por hacer contactos. Si te vas demasiado pronto simplemente habrás perdido el tiempo, asistir a un evento, una feria, una charla, unos desayunos consiste en conocerse, charlar, tantear el terreno y a los asistentes. Si llegas y te dedica a repartir tus tarjetas a todo el mundo e irte no sólo no habrás obtenido nada positivo sino que crearás una sensación de puro interés comercial que a nadie gusta. Se trata de hacer negocios sin que lo parezca, no lo olvides.

Son negocios, no reuniones de amigos: No puedes perder de vista que aunque el ambiente sea amigable, cercano, relajado y todos estén sonrientes y radiantes estáis allí por una simple razón: hacer negocio, hacer contactos interesantes que te lleven a relaciones fructíferas para tu negocio, es decir, aumentar los beneficios. A nadie le interesan detalles de tu parcela más privada, hay que ser cercano pero sin llegar a contar nada demasiado íntimo. Muestra tu personalidad, que te puedan identificar, actúa de manera que cuando revisen tarjetas y webs sea tu cara una de las que mejor recuerden. Pero ante todo son negocios, en ese evento están tanto las personas que te harán ganar más dinero como también tus competidores más directos, no lo olvides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *