5 hábitos diarios del emprendedor para triunfar

Negocio

 entrepreneurToda persona que quiera empezar a desarrollar su idea de negocio en Internet, que se atreve a dar el salto y convertirse en su propio jefe, tiene que reorganizarse y empezar a tener una rutina y hábitos distintos que nada tienen que ver con los de cualquier trabajador por cuenta ajena.

Ahora todo depende de nosotros mismos, tomamos el 100% de las decisiones y por tanto somos los responsables de todos los resultados.

Muchas veces estamos perdidos y no sabemos por dónde empezar, pero hay 5 pasos básicos que deberíamos seguir a diario en lo que respecta a nuestro negocio:

     1. Estar atentos a la actualidad general: Tenemos que ser conscientes de la realidad general que nos rodea, no podemos olvidarnos del resto de mundo, nuestra idea de negocio debe adaptarse al mundo en el que se desarrolla para poder tener el mayor éxito posible.

     2. Estar atentos a la actualidad de nuestro sector: Debemos saber qué está funcionado, cuáles son los avances que podemos aprovechar, nuevas tecnologías útiles para nuestro negocio, noticias interesantes de las que podamos sacar partido, etc.

     3. Estar atentos a los países a los que dirigimos nuestro producto: Tanto si nuestro negocio se desarrolla en mercado local, nacional o internacional no se nos pueden escapar los cambios que se produzcan, nuevas legislaciones que afecten al procesamiento y venta de nuestro producto o servicio, cambio políticos, festividades a tener en cuenta para contar con retrasos o incluso aprovecharlos para dar un empujón a nuestro producto haciendo, por ejemplo, patrocinios locales, etc. También es muy interesante que estemos presentes en ferias y congresos de nuestro sector para darnos a conoces.

     4. No perder de vista a nuestra competencia: De la misma manera que en el punto anterior mencionábamos la importancia de estar presentes en feria y congresos de nuestro sector para aumentar nuestra presencia en el mercado, en este caso acudir a este tipo de eventos nos va a dar la posibilidad de saber quién es nuestra competencia, cuáles son sus objetivos y comprobar cuál es exactamente su mercado. Seguir muy de cerca a nuestra competencia también nos ayudará a mejor a diferenciar nuestro producto o servicio de todos los demás y, aunque nuestros públicos puedan ser los mismos, nuestro producto será único y diferente.

     5. Saber de qué están hablando nuestros potenciales clientes: Hoy en día y gracias a Internet y las Redes Sociales podemos tener acceso directo a lo que se está diciendo de nuestro producto y otros similares. Una vez localizadas estas conversaciones podemos dar un paso y más y ver de qué más hablan, comentan y disfrutan esos usuarios. Si les conocemos bien, podremos hacer productos más ajustados a sus necesidades y podremos crear campañas de comunicación más acertadas para que los que todavía no conozcan lo que ofrecemos se sientan plenamente identificados, empiecen a consumirlo y a comentar sobre él con sus contactos en las redes sociales.

Estos pasos no sólo son necesarios cuando estamos empezando con nuestro negocio. De hecho, cuanto más vamos avanzando más necesarios son para empezar a posicionarnos donde queremos en el mercado y y una vez conseguido mantenernos.

Que los únicos cambios sean para avanzar y seguir creciendo y mejorando nuestro producto día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *